16/02/2021

Primer Encuentro - Cestería de Flor

A continuación hablamos con Flor, creadora del proyecto "Cestería de Flor". Decir que su taller está ubicado en el centro de Asturias y más concretamente en San Jorge de Heres (Gozon). ¡Anímate a leer y escuchar todo lo que nos ha contado!

San Jorge de Heres, ubicado a escasos dos kilómetros de Luanco (Gozon, Asturias)
Imagen de MiNube

En esta entrevista, Jessica, será la encargada de ir realizando las diferentes preguntas y a la que también escucharéis en el podcast. Tal y como sucedió en la primera publicación en la que pudimos hablar del proyecto de Garbancita bebé, lo primero de todo, os dejamos el podcast para que escuchéis con total libertad la entrevista que realizamos a Flor.

Cestería de Flor | Artesanos Rurales

Lo primero de todo, háblanos sobre tu proyecto ...

Cestería de Flor, surge de una manera muy espontánea, hace más o menos unos 10 años atrás, la madre de Jessica y Flor, intentaron revivir la actividad de un local. Entre varias de las ideas que barajaron surgió la de crear un taller de manualidades.

Tenían la suerte de que en el mismo pueblo contaban, por aquel entonces, con una profesora jubilada que había formado parte de la antigua escuela de artes y oficios. Un día hablando del asunto, casi sin pensar, Flor comentó que a ella le encantaría hacer cestería, entonces la respuesta de dicha profesora fue que ella sabía realizar este tipo de tareas, así fue como comenzó la actividad y este proyecto tan bonito que iremos viendo al detalle a continuación.

Salvamanteles creados por Cestería de Flor
@cesteriadeflor

El proyecto en sus inicios no fue incompatible con otro tipo de actividades, ya que además de cestería, se realizaron actividades como la restauración, trabajos con estaño, en fin, todo un popurrí que sin duda lograron dar vida a este local.

Con el paso del tiempo, ciertas actividades se fueron diluyendo, enfocándose principalmente en la cestería. En el taller, Flor nos indica que hay grupos reducidos y variados, trabajan en él los martes y los jueves, y señala que incluso hay personas que aún continúan ahí desde el primer día. Al final, nos lo compara con un pequeño grupo de amigos que están pasando la tarde y haciendo proyectos de lo más originales, a la par que creativos.

En cuanto a la inspiración, nos confiesa que no pasa mucho rato investigando, que normalmente las ideas van surgiendo solas gracias a las propuestas de los diferentes integrantes de estos grupos que se organizan en el taller.

¿Cuánto tiempo lleva funcionando este proyecto?

Aproximadamente unos 7-8 años. En su momento, no llegaron a pensar que el proyecto se convirtiese en lo que es ahora y es por eso no marcaron un inicio como tal del proyecto, simplemente surgió. A Flor, el mundo de la cestería le ilusiona por completo, y nos comenta que en la familia no existía algo así. Incluso remarca que no hay tradición ni en la propia zona.

También nos cuenta que tuvieron la gran suerte de contactar con algunas personas que sí contaban con los conocimientos y la tradición de la cestería, algunos se animaron a transmitir, a enseñar lo que ellos hacían: la cestería tradicional creada con blima o denominada rústica.

Cesta creada con blima oscura por Cestería de Flor
Cesta creada con blima oscura
@cesteríadeflor

Este tipo de cestería utiliza fibras conocidas como blima, son obtenidas del blimeru, una variedad de sauce que es muy abundante en nuestra región (Asturias) dando lugar a este tipo de varas largas y flexibles que las hacen idóneas para la fabricación de los cestos.

Fragmento obtenido del documento: LA CESTERÍA EN ASTURIAS, MONOGRAFÍAS DE CESTEROS. Por Avelino Camín Acebal y Robleo de Caldones (Xixón). Puedes consultarlo en este enlace.


Aquí Flor lo explica muy bien, os animamos a escuchar su podcast a partir del minuto 10 aproximadamente.

La verdad es que la cestería permite que puedas utilizar diversidad de materiales, ya no solo se hace con esta variedad de sauce, también sirve el sauce llorón por ejemplo, entre otros.

Imagen del Sauce Llorón - Fuente Wikipedia

La cestería además comienza con la época de la poda de estos arbustos o árboles, que suele ser en los días menguantes de Noviembre, Diciembre y Enero. Aquí Flor remarca que quiere aprovechar este momento para agradecer a un hombre que está localizado en Verdicio, la donación de varias podas que realiza a sus sauces y que entrega sin nada a cambio a este taller/fundación.

En cuanto a otro tipo de piezas más elaboradas, Flor nos cuenta que suelen trabajarse con médula, que en este caso es importada y llega en rollos que pueden ir de un metro hasta los tres/cuatro metros aproximadamente. Este tipo de material se utiliza para elaborar proyectos más finos y elaborados.

Lámparas con forma de Estrlla de navidad realizadas por Flor
@cesteriadeflor

Lo bonito de este taller es que Flor ha conseguido aplicar la cestería a múltiples fines, ha logrado diversificar sus acabados, viendo que no solo es aplicable a la creación de cestos, puedes llegar a crear múltiples piezas decorativas y también funcionales.

En este punto vuelve a remarcar que muchas veces la inspiración llega por las ideas de todas las personas que pasan por el taller y al final dan lugar a piezas decorativas como las que podemos ver en este artículo o directamente en su Instagram: @cesteriadeflor

Carrito de la compra creado en el taller de Cestería de Flor
Carrito de la compra creado por Flor de forma artesanal y pintado también a mano

En todos los trabajos que fueron realizando en el taller, remarcan que hubo numerosos intentos fallidos hasta que das con el resultado final deseado. Es decir, hay todo un proceso creativo hasta que llegas a un resultado óptimo y todo ello da lugar a muchas horas de dedicación en cada uno de estos proyectos e ideas. Incluso también puede llegar a suceder que nunca sean iguales, la base es la misma, pero los resultados dependiendo de los materiales, etcétera, puede llegar a ser algo diferente.

Detrás de cada trabajo, hay muchas horas de dedicación

Flor

¿Por qué estás localizada en un entorno rural?

Lo primero de todo nos indica que San Jorge de Heres es su pueblo natal, por tanto toda su familia, sus hermanos y ella misma se criaron allí. Flor dice textualmente que San Jorge de Heres "es lo más". Tras vivir en Luanco y en otra villa de la zona de Avilés, finalmente retornó al pueblo natal, pero nunca abandonó el entorno rural como tal.

Siempre que podía acudía a casa de sus padres, hermanos y nunca perdieron el contacto con la naturaleza y este entorno.

También, remarcan el contacto con la gente del pueblo, el ámbito social es distinto cuando estás en los pueblos, creando en cierto modo lazos estrechos con tus vecinos o parroquianos.

Cesta para almacenaje con forma de Manzana creada por Cestería de Flor
Cesta de almacenaje con forma de Manzana
Creada por Cestería de Flor

¿Qué echas en falta en comparación a vivir en la ciudad?

Flor nos comenta que si vives en una casa, localizada en un pueblo y con una amplía finca, es cierto que el trabajo se puede llegar a multiplicar, al menos hablando en términos de mantenimiento. Pero reconoce que mientras estuvo viviendo en la villa, no echó en falta nada porque cada poco estaban aproximándose al pueblo, es decir, no estaban encerrados como tal, siempre tuvieron esa libertad de movimiento y ese contacto estrecho con la naturaleza.

En cuanto a las ciudades, Flor reconoce que tienen sus ventajas: comercios de proximidad, actividades diversas, productos de consumo cercanos, etc. Pero salvando estos apartados, no echa realmente en falta nada de la ciudad en su pueblo, es decir, no le provoca trastorno alguno en su día a día estar localizada en un lugar como es Vioño.

¿Algún encargo curioso...?

Remarca que una vez en el taller cundió la locura de la temática del reino animal, pero más allá de esta situación momentánea, nos cuenta que una vez quisieron hacer unas muñecas.

Pensad en estas muñecas con todos sus detalles y la complejidad que ello conlleva. A Flor en su momento, le pareció una cosa súper curiosa a la par que harta difícil.

Muñeca - Joyero creada en el taller
@cesteriadeflor

Pero hay que decir que tras varios intentos, lograron unas muñecas muy bonitas. Incluso utilizaron el cuerpo de una muñeca de porcelana, de una de las chicas que las coleccionaba, para darle forma y confeccionar su vestido, utilizaron la cabeza y sus brazos, para el resto se sirvieron de la cestería para crear un precioso vestido de época. Nos dice que quedó muy bonita y las podéis ver en su instagram (junto el resto de su trabajo).

Y llegamos al final de la entrevista con Flor, decir que nos encantó conocer su trabajo y que sin duda os animamos a que echéis un vistazo a su instagram porque tiene piezas increíbles ❤ ¡Nos vemos en el próximo encuentro Flor! (¡Esperando que sea muy pronto!)

Entrevista en vídeo

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de ArtesanosRurales (@artesanosrurales)

Artesanos Rurales

Bienvenidx a la plataforma online donde damos visibilidad a tu proyecto artesano. Reunimos en un mismo lugar los valores del mundo rural, y día a día estamos creando una comunidad donde se divulga la grandeza de crear con las manos.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram